¿Un corazón para dos personas? Cap 10 PARTE 1 (Haruhiko x Misaki x Usagui)


+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +  Casa Usagui + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

Aikawa: Usami sama tiene que entender que el menor tiene que tener su espacio ¿No cree? –Le recriminaba la escritora mientras leia la continuación de la novela-

Usagui: Misaki es mío aunque el no lo sepa –Dijo frunciendo el ceño encendiéndose un cigarro-

Aikawa: Claro claro –Se ríe por lo bajo- Déjelo, seguro que no hace nada malo además aún tiene dieciséis años no creo que Haruhiko sama le haga nada pervertido, no es como usted

Usagui: Hum, eres mi editora se supone que me tendrías que apoyar un poco ¿no crees Aikawa? –Dijo frunciendo más el ceño si es que podía-

Aikawa: Jaja perdóneme Usami sama pero es que creo que cela mucho a Misaki kun cuando el no es ni su novio… -Dijo sonriendo, de verdad no se creía que el mayor estuviera tan enamorado de un jovencito-

Usagui: Misaki es mi novio, aunque el no lo sepa aún –Dijo dando una calada pensativo- Aikawa – Esmentó secamente el mayor

Aikawa:  Digami usami san –Le miro sonriendo-

Usagui: ¿Y si viajo a estar con Misaki?

Aikawa: ¿QUEEE? ¿ESTÁ LOCO? –Dijo exaltada la editora-

Usagui:  No, está decidido que voy a ir –Se paró el escritor con cara indiferente hacia el ordenador mientras su amiga lo perseguía por detrás diciéndole que era una locura-

Aikawa: No puede ir! Misaki kun está bien déjelo vivir! –Dijo más calmada la escritora detrás del peli gris-
Mientras tanto…

Los dos tortolitos paseaban por la callede todas las tiendas lujosas, el menor veia cada escaparate con la boca abierta, en cambio el empresario lo miraba divertido, le encantaba que Misaki estuviera tan contento

Misaki: Nee Haruhiko sama, mejor vamos a otra parte porque aquí no puedo comprar nada -Dijo el menor-

Haruhiko: Baka, dime ¿Qué quieres? Yo te lo compro, no es problema –Le sonrio amablemente tomandolo de la mano, acto que sonrojó al menor pero se dejo hacer—

Misaki: Ah etto no, para mi nada yo no uso de esta ropa tan  cara –Se rió un poco- Pero me gustaría llevarle un pequeño regalo a Usagui san

Haruhiko: Misaki, de lo que menos quiero ahora es hablar de Akihiko –Dijo serio-

Misaki: Ah etto, perdón Haruhiko sama –Bajó la mirada un poco triste-

Haruhiko: Tontito no te preocupes –Le levantó la mirada del mentón y le sonrió para calmarlo-

La tarde pasó para los dos muy rápido, el mayor le compró ropa aunque el menor se rehusará pero lo dejo porque según el mayor si le dejaba comprarle cosas lo hacia feliz, así que solo asintió

Llego la noche y Misaki se empezó a preocupar porque solo había una cama de matrimonio

Misaki: Ah etto haruhiko sama ¿Tendremos que dormir juntos?  -Preguntó el menor mientras acomodaba las cosas personales en la suite un poco sonrojado-

Haruhiko: Claro que si –Dijo sin vergüenza-

Misaki: Ahm…esque etto…

Haruhiko: ¿Pasa algo? –Le interrumpió el menor-

Misaki: Nada no se preocupe –Dijo desviando la mirada girándose pero vino el mayor y lo abrazó por detrás-

Haruhiko:  Misaki, solo quiero hacerte feliz… -Le susurró al oído-

Misaki: Nee Haruhiko sama –Respondió sonrojado-

Cuando se hizo más tarde, se acostaron juntos el menor intentó hace una barricada con almohadas pero el mayor la quito fácilmente abrazandole sonrojando al menor como un tomate, el mayor se quedó despierto hasta que el menor cerró sus ojos lo abrazó aún más posesivamente,  quedándose dormido. Misaki le pertenecía, a él y sólo a él.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + +  +  4 AM + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +
Sonó la puerta, una vez, dos veces, tres veces… El menor se despertó lentamente  ¿Quién llamaría a esas horas de la mañana? No conocían a nadie en ese lugar, porlomenos él aunque igualmente era muy tarde para que alguien llamara a la habitación.

Se levantó de la cama lentamente para abrir le daba un poco de vergüenza porque solo se encontraba en bóxers, abrió lentamente la puerta pero no vio a nadie, la abrió entera y se asomó un poco por afuera para mirar a los dos lados. No pudo reaccionar al notar una mano en su boca con un pañuelo y no pudo evitar quedarse completamente dormido…

No hay comentarios:

Publicar un comentario