Lo que más amo... es a mi Chaton Cap 2

miércoles, 10 de octubre de 2012

>>Capitulo 2: Los cambios, ¡ah, los cambio!, aquel que diga que no son necesarios, ¡no sabe de que habla!<<

Ya estaba harto de estar ahí, no era normal para el estar en ese lugar, más para que estuviera solo; o algo así...
Haruhiko Usami le acompañaba, su medio hermano mayor que el...
Akihiko y él no se trataban cuando se encontraban, así que no era de extrañarse que estando los dos esperando a su padre en el salón de la casa Usami no se hablaran

-buenas tardes...

Akihiko levanto la mirada, enfrente de él estaba un hombre con bata blanca y cabello negro.

-mi nombre es Ijuuin Kyo, vuestro padre me llamo...

Ambos Usami dieron un pequeño asentimiento, aunque Akihiko a esfuerzos
¿Quién no conocía a ese tipo?, él era el mayor explotador de Chaton en el distrito 11, aunque popularmente le conocían como el mejor criándolos y vendiéndolos.
Así que si su padre lo había llamado... eso solo quería decir una cosa; el padre de la compañía quería que imitaran a “los grandes señores” y consiguieran un Chaton de “categoría”
Al darse cuenta Akihiko de eso se levanto de su asiento, justo en el momento en que su padre, Fuyuhiko, entraba en la estancia.

-¡disculpen la demora!, ah, que bien, ya están todos... -el gran hombre de negocios miro al doctor- usted debe ser el vendedor de Chaton...

Ijuuin dio una reverencia educada y al incorporarse se pudo notar el gesto de alegría y avaricia de su rostro.

-es un honor conocer al hombre mas poderoso del Japón... -bromeo el doctor- disculpe por la intromisión.
-por algo lo llame, ¿no cree?- sonrió Fuyuhiko

Usami Fuyuhiko, de ojos y cabello negro, era un hombre que sabia guardar apariencias y la hipocresía cuando fuera necesaria, aparentando lo que en su juventud fuera; ingenuo y feliz.

-ellos son mis hijos... Akihiko y Haruhiko.

De nuevo un asentimiento por parte de ambos.
Ijuuin por supuesto había oído acerca de los herederos, pero era la primera vez que los veía.
Haruhiko era terriblemente parecido a su padre, excepto por la mirada, que en vez de tratar parecer amable, congelaba con indiferencia y frialdad. Él era el que seguía los pasos de su padre mas de cerca, sin duda el seguiría en la empresa familiar.


Sin embargo, y sabiendo lo anterior, el doctor se fijo mas en el hijo menor; Usami Akihiko. Escritor, de cabello plateado y ojos violetas... “el hombre mas guapo en 10 sectores” y ganador de múltiples premios, tanto del sector 11 como de otros mundos. Sin duda alguna daba la atmosfera de elegancia y riqueza; contario a su hermano, el no tenia parecido con su padre.

-un honor mis señores... -menciono Ijuuin dirigiéndose especialmente a Akihiko.

Haruhiko al notar esto se enojo visiblemente, decidiendo ser el primero en hablar, encaro a su padre

-*Tenchou, ¿para que nos pidió que viniéramos?
-¿oh?, ¿no es obvio Haruhiko?

Akihiko se levanto de nuevo y miro a su padre

-no lo hare.
-Akihiko...
-disculpe Tenchou, -intervino Haruhiko- ¿no cree que esto debió merecer una platica en privado?

Ijuuin no decía nada, sabía que entre las familias ricas, la Usami era la más problemática, así que opto por hacerse el desentendido ante la conversación enfrente de él.


-¿no es de suponerse que esto no esta en discusión?
-yo dije que no lo hare, no me puede obligar...
-Akihiko, eso es...
-Ahm, disculpe la intromisión y la tardanza...

Todos los presentes miraron al recién llegado, solo uno lo conocía

-¡Misaki-kun!

Ijuuin se levanto del sillón en donde se encontraba e hizo el ademan de abrazar al Chaton
Misaki portaba un suéter holgado de lana blanca, un pantalón en demasía provocativo y botines, los cuales sonaban fuertemente al caminar, junto con el cascabel con localizador que traía en el cuello y le identificaba como de Ijuuin.
El Chaton de 16 años estaba tan nervioso que su lida colita de color café no podía de dejar estar erguida; su sonrojo hacia de su perfil mas inocente y sexy, y eso lo notaron los amos de la casa.

-él es el Chaton del que le hable, mi señor...

El amo de Misaki se mostraba orgulloso de mostrar a su peón, como si se tratarse del mejor producto mercantil

-¿c-cuantos años tiene? -se recupero de inmediato el jefe de la empresa, levantándose y mirando mas de cerca al chico
-16, excelente edad, mi señor...
-¿Qué opinan chicos?

Haruhiko y Akihiko no hablaban, ambos miraban al Chaton con niveles diferentes se asombro e interés
Misaki al sentir las intensas miradas se sonrojo aun mas y empezó a juguetear con sus mangas del suéter, que intencionalmente era una talla mayor

-para dejar en claro, Tenchou... este Chaton es para...
-Haruhiko, ¿tú lo quieres? -provoco Fuyuhiko
-n-no es eso, yo solo...
-él es mi mejor Chaton, -hablo Ijuuin- educado con los mejores métodos, de eso no tenga duda, mi señor...

Misaki se estremeció al ori la voz de su amo, prefiriendo destacar lo menos posible, miro al suelo y no se movió en absoluto
Al tener la vista baja, Misaki no pudo ver las intenciones de Haruhiko, que recorría, sin voluntad propia, lentamente el cuerpo del chico.
Sin que nadie lo esperara, Fuyuhiko realizo la pregunta que todos los presentes pensaban

-¿el chico es virgen?
-por supuesto mi señor, por supuesto

El interés creció en la habitación; Misaki hubiera preferido estar en su “entrenamiento básico” a los 9 años, que ahí

-¿no dices nada Akihiko?, ¿con este modelo aun no quieres un distinguido Chaton?

Akihiko respingo al oír una voz ajena a sus pensamientos, miro a su padre y después regreso la mirada a Misaki

-esto es ridículo... -escupió en respuesta

Volvió a levantarse, esta vez dispuesto a no retractarse

-¡no diga eso, Akihiko-lord!, deje que Misaki-kun lo convenza.- Ijuuin dirigió la mirada al Chaton-- Tenia entendido que esta entrevista iba dirigida a Haruhiko-lord, y eso fue lo que le dije a mi Chaton, pero si usted desea ser convencido, dejare que sea así...

Ijuuin en toda su plática dio pequeñas palmadas al hombro de Misaki, que al sentirlas se estremeció a tal modo que pareciese que le golpearan con brutal fuerza

-ya dije que no estoy interesado- dijo Akihiko mirando con asco a Ijuuin -quédatelo si eso es lo que quieres- miro a Haruhiko y se volteo caminando hacia la salida
-haz algo, ya tenia planeado que no regresaras a la tienda, así que si vuelves... -susurro el doctor Ijuuin al oído de Misaki, que saltando cual felino, atrapo del brazo a Akihiko impidiendo que saliera de la habitación

El Chaton se odiaba por hacer eso, pero tenia que acostumbrarse, así que miro a Akihiko a los ojos con ternura, sorprendiéndose ambos, pues ninguno de los dos se había mirado aun; por un momento todo parecía desaparecer

-¿Akihiko?

El trance acabo tan pronto empezó, Misaki soltó el brazo del escritor y casi corriendo regreso a su lugar de antes, evitando mirar a cualquier lado que no fuera el piso

-¿que tanto puede hacer? -pregunto Fuyuhiko, pretendiendo interesar a su hijo menor
-depende que quiera hacer mi señor; el entrenamiento básico de mis Chaton abarca de todo, desde cocinar, hasta sexo.

Fuyuhiko se disputaba entre la admiración y el desprecio; los Chaton eran una mezcla entre esclavos y esposa... pero si los demás “gatitos” eran tan endemoniadamente lindos como ese chico, Fuyuhiko quería uno.

-¿son buenos para cambios de ambiente y estar solos?

Todos los presentes, incluso Misaki, miraron a Haruhiko, que por primera vez dirigía una pregunta a Ijuuin

-¡por supuesto, Haruhiko-sama!, ¡solo dele una orden y el acatara sin oposición o desobediencia!
-¿así que te decidiste, Haruhiko?
-si, padre.
-bueno, después de todo, en un principio iba a hacer para ti, pero pensé que tal vez Akihiko...

El mencionado no supo reaccionar, su mente poco a poco regresaba del encuentro visual del sonrojado Misaki, al cual le latía el corazón al 1000%, y no solo era de nervios.
Cuando por fin Akihiko entendió la conversación entre su “familia”, este hablo

-pero tu trabajas y viejas todo el tiempo- se dirigió a Haruhiko
-es por eso que le pregunte al doctor...
-y yo como conteste, mis señores...
-¡aun así! -Akihiko se dio cuenta en su tono de voz la desesperación que sentía, callándose al instante
-muy sabia decisión, Haruhiko!
-apoyo a vuestro padre. Haruhiko-lord. Misaki-kun le obedecerá y servirá para cualquier cosa que desee...

Akihiko se estaba lamentando, miro a Misaki y noto algo en su caída mirada

- ...aunque me duele darle a mi mejor Chaton en años. Lo hare, después de todo, no lo entregue a descomunales ofertas cuando el tenia 9 años de edad, por que sabia que alguien como usted llegaría...

El Chaton empezó a ver borroso, tantos recuerdos dolorosos empezaron a llegar a su mente... ya estaba decidido, tendría un nuevo dueño que le mantendría igual que con Ijuuin, o tal vez peor; quería huir de ahí.

- ...yo le daré toda instrucción y vera que no es tan difícil, bueno, en Celes nada ya es difícil... los Chaton deberían de estar felices de haber nacido aquí y ahora...

La mirada desesperada de Misaki se levanto y suplico con ella a la única persona en esa estancia que no le daba miedo; Akihiko

- ...así que solo deberá firmar unos papeles y el chico será...
-¡yo lo comprare!- Akihiko hablo con voz fuerte y clara, regreso al centro del salón, junto a su padre y le miro -¡yo lo comprare! -reafirmo ante la incertidumbre de su padre. Miro a Ijuuin y se dirigió a el- yo le daré mas dinero del que pide, así que ese Chaton... -la mirada de Misaki y Akihiko se volvieron a encontrar- ...ese Chaton será mío...

Akihiko había oído de muchas personas que él era muy infantil e impulsivo, hasta ese día que había entrado por primera vez a una tienda especializada en Chaton, se dio cuenta que en realidad lo era.

Miro el papel lleno de párrafos en tinta roja enfrente de él, miro su firma en una línea, miro el titulo...

>>formato para la venta, compra y contrato de Chaton del sector 11<<

Tras una palabras dirigidas a él, que en realidad no entendió, se encontró a un chico con orejas y cola café enfrente de él, su cara mostraba nerviosismo y temor; el Chaton tapo sus orejas con una boina blanca, cubrió su cuerpo y su colita de gato con una capa negra y tomo una maleta no mas grande que una normal; en su cuello tenia una correa de cuero, la cual tenia una cuerda larga que sujetaba Ijuuin-sensei

-Usami Akihiko, usted a echo un contrato de sangre* conmigo por 5 años; de acuerdo a las leyes del sector 11, del planeta Celes, de ahora en adelante, el Chaton “Misaki” es suyo, hará lo que desee con el... ahora usted es su amo...

Ijuuin con seriedad jalo de la correa que tenia en la mano derecha, causando que Misaki, evitando ser jaloneado, caminara detrás de él.

-no lo olvide... mientras los Chaton no tengan derechos... este chico volverá dentro de 5 años conmigo... así que... -Ijuuin le dio la corre sujeta de Misaki- cuídelo mientras.

Misaki miro al todavía atontado Akihiko.

>>¿Él es mi nuevo amo?<<



*Tenchou= tengo entendido, jefe. Se me antojo bueno que Haruhiko lo llame asi, si no significa eso, porfa escribanlo...
*recuerdan que la tinta era roja?, en realidad es sangre... y recuerdan que dije que mis ideas eran locas?, pues que mejor ejemplo que esto...

Comentarios

  1. :D muy buen fic!! continuación porfa :D

    ResponderEliminar
  2. Excelente fic, me encanta la historia erpero leer pronto la continuacion :D

    ResponderEliminar