Nada es lo que parece "Mi compañero, me sorprende" (Capítulo 6)

:::…Mi compañero, me sorprende…:::

-Eres tan sexy…-Le susurro al oído mordiéndole la oreja. Henry no pudo evitar soltar un jadeo-¿Me estas provocando?

-Yo…-El moreno lo miro completamente rojo-Yo…

-¿Tu?-Pregunto con una sonrisa.

-¡Nada!-Grito levantándose y encerrándose en el baño. Nicholas suspiro.

-Cada vez que avanzo, él retrocede-Susurro y negó-“¡¿Que digo?!”-Se pregunto-“No debo enamorarme de Henry”-Se dijo y prefirió cambiarse de ropa.



Una vez las clases acabaron, Evans volvió a su habitación agotado, ya que había tenido dos pruebas en el día. Suspiro y se lanzo como vago en su cama. Lo único que quería era dormir, pero su deseo no fue cumplido, porque justo en ese momento golpearon a su puerta. Fastidiado se levanto y la abrió, haciéndose a un lado para que Aitor entrara.

-¿Qué haces aquí?-Pregunto el rubio mientras sacaba un cigarro de su velador.

-Simple, vengo para que le saques celos a tu amorcito-Dijo divertido. Evans se sonrojo.

-¿Y cómo? Ya nos dimos cuenta que con besos no funciono mucho-Alego, encendiendo luego el cigarro y dándole una profunda calada-Esto me tranquiliza…-Susurro cerrando los ojos.

-Pues, podríamos estar en una posición algo comprometedora para que nos vea-Propuso. Evans lo miro como si estuviera loco.

-¡Ni muerto!-Exclamo sonrojado.

-Quieres sacarle celos ¿Sí o no?-Pregunto serio el castaño. Evans dudo un momento y asintió, dándole otra calada a su cigarro. Luego lo apago y lanzo al basurero.

-¿En la cama, en el suelo o donde?-Pregunto levemente sonrojado el rubio. Aitor sonrió y tomo la mano de Evans, acercándolo a la cama.

-Yo sentado, tú sobre mí. Nos besamos, nos tocamos y ya está-Dijo y el rubio asintió. Sentándose a horcajadas en las piernas de Aitor, una vez este se sentó en la cama.

-No te estarás aprovechando de la situación ¿Cierto?-Pregunto serio Evans. Aitor negó.

-Nunca me aprovecharía de ti…-Mintió antes de darle un beso, el cual el rubio demoro en corresponder. El castaño sonrió y coló su lengua en la boca del otro, comenzando a explorar cada centímetro de esta. Evans jadeo cuando sintió como una de las manos de Aitor se colaba bajo su camisa, la cual desabrocho luego sin dejar de besar al otro. Estaban en eso, cuando la puerta se abrió, haciendo que Evans cortara el beso y mirara, estremeciéndose de miedo al ver la cara furiosa de Chris.

-Aitor, sal de aquí-Ordeno mientras dejaba su bolso sobre el escritorio. Aitor miro a Evans algo inseguro, ya que él sabía que Chris se molestaría, pero no pensaba que sería al punto de llegar a tener una mirada asesina.

-Sal…-Susurro el rubio levantándose. El castaño asintió y tomo sus cosas.

-Llámame luego-Dijo antes de salir. Evans respiro, pero aun así no sintió aire entrar a sus pulmones. El ambiente estaba tenso y tenía miedo de mirar a Chris.



Henry se encontraba dormido en la cama del lado de la ventana, mientras que Nicholas ordenaba en parejas las cartas de una baraja inglesa.

-¿Dónde estará el otro As de pica?-Se pregunto mientras lo buscaba, pero no lo encontró-Maldición…-Susurro fastidiado-Sin esa carta, no podre…

-¿Invocar un conejo?-Pregunto una voz tras él. Nick giro su rostro sorprendido.

-Yuseph…-Dijo al ver a un chico de pelo largo y rojo. De ojos cafés y tés blanca.

-Sí, soy yo-Afirmo-Tanto tiempo, Nick…



Evans no sabía cuánto tiempo había pasado desde que el silencio había inundado la habitación. Lo único que sabía era que ya no lo soportaba, así que decidió ser el primero en hablar.

-¿Cómo te fue…?-No termino de preguntar, ya que de un momento a otro se encontraba recostado en su cama y sobre él Chris mirándolo completamente molesto.

-¿Amas a Aitor?-Pregunto con odio.

-Chris…-Susurro y asintió lentamente.

-¿Por qué? ¿Qué ves en él?-Su voz sonó algo desesperada.

-Es dulce conmigo…-Contesto sin saber que más decir.

-¿Te has acostado con él?-No pudo evitar preguntar. Evans se sorprendió y negó.

-¡No!-Grito-Que sea… aun no…-Susurro. Chris se levanto de la cama.

-Bueno, tampoco es como me importe-Dijo antes de entrar al baño. El rubio se sentó en la cama y se aguanto las ganas de llorar.

-“Ni con encontrarnos así se puso celoso”-Pensó triste-“¿Si me acuesto con Aitor, cambiara de parecer?”-Se pregunto y negó-No… él nunca sentirá celos, ya que no siente nada por mi…-Se dijo cerrando los ojos-Chris, eres un idiota…-Susurro.

Dentro, en el baño. Chris se lavaba la cara con abundante agua, y se refregaba los ojos para poder olvidar lo que vio a penas entro a la habitación.

-¿Por qué tuve que encontrarlos así?-Se pregunto sumamente molesto-¡Maldición!-Golpeo la pared y cerro la llave-“Siempre trate de que ningún hombre se acercara a Evans, porque lo quiero, pero…”-Pensó y golpeo nuevamente la pared, haciendo daño en los nudillos-Maldito Aitor…-Susurro con odio-Eres el único hombre que me ha quitado a Evans, pero no te lo perdonare…-Sonrió-Evans es mío…



Nicholas estaba parado frente a Yuseph, aun sorprendido de verlo. El pelirrojo, por su parte, sonreía con autosuficiencia.

-¿Qué haces aquí?-Pregunto a la defensiva el castaño.

-Vine a verte-Contesto con tranquilidad-¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Uno, dos año?-Pregunto. Nick solo lo miro serio.

-“Tenía planeado volver con Yuseph, para olvidar este extraño sentimiento por Henry, pero al velo aquí, frente a mí, me hizo recordar todo lo que sufrí cuando se fue a Francia”-Pensó y suspiro-Dos años-Contesto fastidiado.

-Valla, que es mucho-Comento y se acerco a Nicholas, este retrocedió-¿Qué pasa? ¿No me quieres tener cerca?

-Exacto. Te aborrezco y lo sabes-Contesto cortante-¿No sé porque estás aquí? Así que mejor vete por donde viniste-Agrego mientras volvía al escritorio-Por cierto, quiero el As de pica-Dijo estirando la mano. Yuseph no se movió de su lado-¿Yuseph?-Se volteo a verlo y se sorprendió al ver que el pelirrojo acorto la distancia entre ellos en solo un parpadeo, besándolo sin aviso-, pero… ¡¿Qué haces?!-Pregunto una vez lo separo.

-Beso a mi novio-Contesto serio.

-¿Novio? ¡¿Novio?! ¡Estas demente!-Grito molesto-¡No somos novios! ¡Y todo es por tu culpa! ¡Por haberte ido a acostar con el primer francés que encontraste, sin si quiera haberte dignado al menos a terminar conmigo para que no me sintiera traicionado!-Dijo completamente exasperado.

-Tienes razón, tal vez debí hacer eso, pero no lo hice. No termine contigo, así que seguimos siendo novios-Dijo tomándolo por la  cadera-Nicholas, te amo. Nunca he dejado de pensar en ti, así que olvidémonos de todo y volvamos a ser la feliz pareja que éramos-Propuso, pero Nick se zafo y negó.

-Vete y no vuelvas, porque yo deje de amarte el día en que pusiste los cuernos-Dijo serio. Yuseph suspiro.

-Volveré y lo sabes. No me rendiré tan fácil-Le lanzo la carta y esta cayó al suelo, junto al pie izquierdo de Nicholas-¡Hasta pronto, Nicholas!-Y sin decir más, desapareció. Nick suspiro largamente y recogió la carta.

-Me parece que las cosas se van a complicar…-Susurro.

-Nicholas-Escucho que decía alguien. El castaño miro hacia la cama del lado de la ventana y vio a Henry dormido-Nick…-Susurro.

 -“Me llama entre sueños”-Pensó sorprendido el castaño con una tierna sonrisa. Se acerco al moreno y se sentó junto a él-Eres tan adorable…-Dijo acariciándole la mejilla-Henry, me es tan difícil el no poder enamorarme de ti…-Se acerco a su rostro, rosándole los labios-Siempre haciendo inconscientemente cosas que me vuelven locos-Comento con dulzura-Si llego a amarte, se que todos se volverán en mi contra, pero eso no me imputara, lo sé…-Se alejo un poco-porque sé que si te amo, tu estarás por sobre todas las cosas, por eso, mientras pueda…-Se levanto-será mejor que me distancie lo mas que pueda de ti…-Dijo algo triste y volvió al escritorio, acomodando de una extraña manera las cartas.



Aitor caminaba de regreso a su habitación. Se sentía preocupado, ya que no podía dejar de pensar en que tal vez Chris golpearía a Evans.

-Si le hace daño… no me perdonare el haberlo dejado solo…-Susurro tomando el pomo de la puerta y se extraño que estuviera cerrada-“Que raro, Adams nunca cierra la puerta…”-Pensó sacando las llaves y abriendo, pero prefirió no haberlo hecho, ya que apenas abrió, pudo apreciar con asombro una escena donde su hermano gemelo estaba sobre la cama, puesto en cuatro, mientras su sexy profesor de matemáticas lo embestía con salvajismo, haciéndolo llegar al clímax y que callera rendido sobre la cama. El profesor salió del interior de Adams y lo tapo con las frazadas, ya que el menor se había quedado profundamente dormido.

-¿Acaso no sabe que acostarse con un menor de edad es ilegal profesor?-Pregunto serio Aitor, una vez salió de shock. El profesor lo miro sorprendido.

-¿Hace cuanto…?

-Da igual-Lo corto-Solo le pido que se aleje de mi hermano, profesor Andrew-Dijo severo.

-¿Por qué debería?-Comenzó a vestirse, ante la mirada de Aitor.

-Porque de seguro es un profesor que solo busca acostarse con alumnos y luego abandonarlos sin más-Contesto con calma. El mayor acabo de vestirse y se acerco a Aitor.

-¿Y si estas equivocado y yo amo a tu hermano?-Pregunto antes de marcharse. El castaño se sorprendió.

-¿Sera verdad?-Se pregunto y miro a su hermano, que dormía como un angelito-¿Quién lo diría? Siendo yo el mayor y el pierde la virginidad primero…-Susurro-Espero que ese profesor no le haga daño-Dijo algo molesto.

Andrew llego a su alcoba y se lanzo exhausto en su cama. Hace ya tres semanas que estaba en una especie de relación con Adams, donde lo esencial era el sexo o en el caso del profesor, el hecho de así estar más cerca de Aitor, porque en realidad él era el que le importaba, no Adams. Suspiro, sabía que estaba poniendo en riesgo su trabajo y también que podía terminar en la cárcel, pero no le importaba, ya que solo deseaba que con esto pudiera averiguar si al gemelo mayor le gustaban los hombres y luego enamorarlo.

-Soy peor que un adolescente enamorado…-Susurro-¡Maldición! ¡Tengo 28! ¡Debería comportarme como tal!-Se regaño y golpeo frustrado la cama-Solo una semana más, no me excederé de ella… Si en ese tiempo no me resulta lo que quiero, mandare al diablo todo y seguiré siendo el buen profesor de matemáticas que no soy…-Se dijo.



Henry no podía evitar borrar la sonrisa que tenía en el rostro, ya que siempre deseo tener una mascota, pero sus padres nunca le compraron una. Así que en esos momentos donde el castaño lo despertó para regalarle un conejo, no pudo evitar demostrar toda la alegría que sentía.

-¡Gracias!-Exclamo tomando al adorable conejo de color azul-, pero…-Miro a Nicholas-¿Por qué es de este color?-Pregunto confundido. Nick sonrió.

-Simple, se me cayó a una lavadora con tinta-Contesto divertido. El moreno lo miro incrédulo-Ok, el pobre nació así. No seas discriminador y solo dale cariño-Dijo serio-“El cariño que me dabas a mi sin darte cuenta, ahora espero que se lo des a ese conejo, para que así ya no me prestes atención y pueda evitar enamorarme de ti”-Pensó triste.

-Te creeré por ahora-Dijo mientras acariciaba al conejo, este se acurruco en los brazos de Henry-Por cierto…-Se acerco a Nicholas y le dio un beso fugaz en los labios. El castaño se sorprendió y Henry se sonrojo un poco-Eso es… en agradecimiento por el conejo…-Susurro bajando la mirada.

-“¡Maldición! ¿Por qué todo me sale mal? Se supone que deberías estar tan feliz por ese conejo y olvidarte de que existo ¡Rayos! ¡No entiendo a los humanos!”-Pensó algo exasperado, pero muy en el fondo feliz por el beso.

-También… es para agradecerte el que me salvaras la vida…-Alzo lentamente la mirada hasta encontrarse con los ojos color ámbar de Nicholas-Espero que no sigas molesto por qué no intente subir a la superficie, es solo que…-Abrazo un poco más el conejo-tenía miedo…-Una lagrima le cayó y rodo por la mejilla-perdóname, pero no podía moverme… y…

-Ya no hables-Pidió Nick abrazándolo, olvidándose de que estaba el conejo entre ellos-Perdóname a mí, por ser un imbécil, era obvio que tenias miedo y yo voy y te grito…-Suspiro- Henry, solo prométeme-Lo miro a los ojos-que no volverás a estar cerca de la piscina cuando hayan clases de natación ¿Si?-Pregunto serio. El moreno negó.

-Si no estoy, no podre verte en traje de baño…-Comento y debió la mirada-Digo…yo…-Nervioso intento alejarse de Nick, pero este se lo impidió, abrazándolo mas.

-Eres increíble…-Susurro y le beso la cabeza-“Al parecer aunque trate mil veces de alejarme de ti… tu siempre llegaras a mi lado”-Pensó y lo abrazo mas-Eres una caja de sorpresas, Henry…

-¿Por qué lo dices?

-Por nada…-Sonrió-“Lo digo porque siempre me sorprendes con tus gestos, preguntas o acciones. Eres único y espero que no cambies”-Pensó.

:::…Continuara…:::

Comentarios

  1. yo bagando por ayi y encuentro esta pagina
    ame la pagina y mas este fanfic que me enamoro *O*
    espero el siguiente cap <3
    sigue asi y asta la proxima! >w<

    ResponderEliminar
  2. *P*!!!!!!!!!!!!!!!!!
    es HERMOSO!!!PLZ CONTINUA!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar